Por Rosana Garcia Torrelles

La Divinidad en las cosmovisiones antiguas está presente a través de la dualidad y estas deidades son invocadas como Artemisa,  Afrodita, Astarté, Atenea, Diana, Isis, Hera, Ceres, Cerridwen, Arianrhod, Dana, Bridget, Hécate, Ishtar, Hera, Lono, Marduk, Maui, Ea, Pacha, Cibele, Inanna, Hina, Cerridwen, Hélios, Bran, Lugh, Thoth, Cernunnos, Teutates, Tara, Aradia, Diana, Pan, Apolo, Kanaloa,, Ísis, Hermes, Hina, Tammuz, Hécate, Ishtary un incansable etcétera, hace parte de la fuente creadora por excelencia madre-padre de la humanidad.

El caldero representa al universo donde se genera la vida. Es la feminidad de la Divinidad, la Gran Madre, y es una herramienta empleada como símbolo de poder por toda Bruja, Brujo o Magos, por los siglos y los siglos por lo que está cargado de misterio dentro de la tradición mágica.

Aunque su utilización también fue como utensilio de cocina, vientre de la madre nutricia y útero donde la fertilidad de la esencia se manifiesta desde la intención. Es el cáliz sagrado, la fuente de la potencialidad pura donde suceden las creaciones, las mutaciones, las transformaciones, las prescripciones, las resurrecciones, la reencarnación, la inmortalidad, la nutrición, la salud y la existencia.

El caldero en la Wicca contemporánea que se basa en mitos y las leyendas antiguas celtas,  es el símbolo de la Diosa, y se corresponde con el elemento agua como dador de vida.

El Caldero de Gundestrup.

Se ha descubierto un Caldero de plata con un 97% de pureza, en el Pantano de Gundestrup, Dinamarca datado de  entre el año 200 a. C. y el 300 d. C. En sus placas que se encuentran talladas escenas de Bran-Teutates resucitando a los guerreros representando la inmortalidad, de Dagda y de Cerridwen.

Estos acontecimientos de la mitología nos cuentan a cerca de los tres calderos, la Diosa Patrona de los calderos es Brigitte la Triple Diosa celta de la Transformación. Los poseedores de cada caldero son Bran, Dagda y Cerridwen.

El Caldero mágico de Bran.

 Es el Caldero de la Sanación, de ahí que tiene el poder de la curación en el cuerpo biológico humano porque  este caldero trabaja en el plano físico. Bran es considerado desde la antigüedad el Dios Sanador, su mito cuenta que una hada le obsequio una plateada con flores de manzana y la sabiduría del rejuvenecimiento y la salud, por lo que Bran conoce el poder de la herbolaria.

Este dios alquimiza en su caldero a las hierbas conectando con los elementos adecuados para restaurar el equilibrio del cuerpo y preservándolo del envejecimiento. Bran, en su caldero de vida hace inexistentes al dolor y la muerte, y si desea, resucita a los guerreros muertos en batalla, y provee prosperidad y de placeres carnales de manera ilimitada.

En consecuencia, desde el interior del caldero de Bran, se manifiesta la magia de la regeneración, la restauración, la vitalidad, la fertilidad, la fuerza y la sanación  del ser humano. Y promueve el sustento, la abundancia material, la prosperidad y las recompensas.

Desde una mirada más integral puede asociarse al Caldero de Bran con los portales energéticos del cuerpo vital o chakras hindúes. En este caso con los dos primeros Chakras: Muladhara y el Svadhisthana. Que para la cosmovisión oriental se corresponde con primer Hara; el Kikay Tándem,  portal energético con el que se refina la esencia en aliento (lianjing huaqi).

El caldero mágico de Dagda.

Dagda por traducción es literalmente el  dios bueno; era el Padre de Brigitte. Su caldero actúa desde el plano astral, y se correlaciona con el cuerpo emocional humano. En su caldero sé generan las emociones y los sentimientos de los hombres.

Este es el Caldero de la Generosidad, su poder es la compasión,  y como no tiene fondo, provee de comida para saciar el hambre a todos los seres de la tierra, por eso, está cargado de empatía, entendimiento, comprensión, contención emocional.

El Caldero de Dagda se vincula con los Chakras Manipura, Anahata y Vishudha.  Y con el segundo Hara con el que se refina el aliento en espíritu (lianqi huashen).

El caldero mágico de Cerridwen.

Cerridwen era una diosa de Avalon, de un total de cinco diosas, y ella posee el Caldero de la Sabiduría.

Opera desde el plano mental; inferior y superior. Sus poderes se relacionan con la transformación espiritual, la profecía, la iluminación, la verdad,  la sabiduría ancestral y el conocimiento del inframundo.

Este caldero mágico contiene una formula o poción que otorga el conocimiento, la fuerza, el poder, la inspiración y la capacidad de poderes extrasensoriales.

Este caldero transmuta la información en conocimiento y el conocimiento racional en sabiduría. En este caldero se cuecen el pasado, presente y futuro, y la magia de todos los tiempos. En él se alquimizan la sabiduría de la naturaleza,  los conocimientos personales y ancestrales.

El Caldero de Cerridwen se enlaza con los Chakras Ajna y Sahasrara.  Y con el tercer  Hara con el que se refina el espíritu y se vuelve al vacío (lianshen huanxu).

Namasté, mi alma saluda a tu alma.

Para cualquier consulta o Taller de Aprendizaje comunícate al Cel: (02317)15 510708, Ciudad de 9 de Julio. Buenos Aires.

Rosana Garcia Torrelles.

Analista de Sistemas

Maestra de Reiki Usui

Deeksha Giver Oneness

Practitioner de Flores de Bach

Facilitadora en Registros Akáshikos

Especialista en Descodificación

Astromedicina, Numerología y Tarot

Seguime también en Instagram: https://www.instagram.com/magiabohemia_